Cuidados básicos para el retenedor dental

clínica dental barata en Madrid

Los resultados a largo plazo de una ortodoncia pueden ser inestables, motivo fundamental por el que es recomendable el uso de retenedores dentales. La alineación obtenida es vulnerable durante los primeros meses tras el tratamiento terapéutico por tres motivos fundamentales. En primer lugar, los tejidos gingivales y periodontales necesitan tiempo para reorganizarse cuando se retira el aparato. Además, los dientes pueden quedar en una posición inestable tras el tratamiento, los retenedores fijarán la posición. Finalmente, los cambios relativos al crecimiento pueden suponer una alteración del tratamiento de ortodoncia. Desde nuestra clínica dental económica en Madrid te ofrecemos algunos consejos para cuidar estos aparatos.

La mayoría de los retenedores son removibles, es decir, que se pueden poner y quitar para comer o cepillarse los dientes. Precisamente, por esta razón, es tan fácil perderlos, sobre todo si los quitamos para comer fuera de casa. La mejor opción para evitarlo será llevar siempre la funda de estos aparatos y guardarlos en su interior, sin dejarlo en una mesa, añadiéndolo rápidamente a nuestras pertenencias para evitar olvidarlo.

Si tienes que utilizar un retenedor, tu odontólogo te aconsejará sobre el mejor modo de limpiarlo, así como los cuidados más adecuados para cada tipo de aparato. Mantenerlo en buen estado es una cuestión fundamental, sobre todo porque se trata de un aparato delicado, pero también porque supone un desembolso considerable de dinero y su utilización será necesaria para conseguir los mejores resultados con la ortodoncia.

En Clínica Dental Goldent nos preguntan frecuentemente cuánto tiempo será necesario portar estos retenedores cuando termina el tratamiento de ortodoncia. Esta es una cuestión que deberá determinar el dentista, durante las revisiones odontológicas el especialista determinará qué plazos serán necesarios para fijar los resultados obtenidos.

El objetivo básico de estos aparatos es evitar que los dientes vuelvan a su posición original tras la ortodoncia. Por ello, será recomendable su uso, al menos, hasta que la mandíbula y las encías hayan tenido tiempo de estabilizarse y afianzarse en su nueva posición. A edades muy tempranas, el retenedor deberá emplearse durante más tiempo. Más o menos hasta que cumplimos los veinte años, la mandíbula no para de crecer, siendo este uno de los principales motivos para que se produzcan cambios en la posición de las piezas dentales.

ajgoldentadm
No Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

® 2018 CLÍNICA DENTAL GOLDENT - Aviso Legal

Agencia SEO SEM