Consecuencias bucodentales de morderse las uñas

estética dental

Morderse las uñas es un hábito poco recomendable, pero que padece un amplio porcentaje de la población. Hablamos de un trastorno nervioso que se conoce como onicofagia y que, generalmente, suele aparecer durante la infancia, aunque muchas personas lo mantienen en su edad adulta. Evidentemente, morderse las uñas tiene muchas consecuencias para nuestro cuerpo no sólo para nuestras manos, sino que también, puede desencadenar problemas en la cavidad bucal. Como expertos en estética dental te contamos cuáles son los riesgos de morderse las uñas.

Las primeras consecuencias se hacen visibles en nuestras manos, ya que la estructura de las uñas se ve dañada al morderles repetidamente, lo que puede suponer que crezcan de forma anómala. Sin embargo, esta no es la peor secuela de esta acción. Lo primero que tienes que tener en cuenta, es que las uñas son uno de los puntos donde los gérmenes y las bacterias encuentran refugio y no es extraño, ya que utilizamos las manos para un millón de acciones. Así que ya puedes imaginar lo peligroso que resulta llevar tus uñas a la boca.

Desde Clínica Dental Goldent queremos compartir contigo cuáles son las principales consecuencias para tu salud bucodental:

Infecciones

Los gérmenes encuentran refugio en nuestras uñas que, además, les sirven de vehículo para acceder a nuestro organismo. Por este motivo, comerse las uñas puede desencadenar diferentes problemas de salud. En el caso de la boca, lo más frecuente es la aparición de aftas o herpes.

Roturas

Con el tiempo los dientes de desgastan y morder las uñas, algo que no entra dentro de sus funciones, puede hacer que algunas piezas dentales sufran pequeñas microfracturas. Cuando el paciente cuenta con una restauración dental o porta carillas, ya sean de porcelana o de composite, es más fácil que esas roturas se produzcan.

Desgaste

El esmalte de los dientes es el encargado de proteger nuestras piezas dentales, el golpe continuado de las uñas al morderlas hace que este  elemento se desgaste, lo que puede provocar sensibilidad dental e, incluso, maloclusiones.

Desgraciadamente, no existe un tratamiento tópico para evitar este hábito. Serán necesarias grandes dosis de fuerza de voluntad y controlar los motivos que nos ocasionan estrés o ansiedad para poder combatirlos.

ajgoldentadm
No Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

® 2018 CLÍNICA DENTAL GOLDENT - Aviso Legal

Agencia SEO SEM